Experiencias cercanas a la muerte en personas ciegas

Cuando las personas son declaradas clínicamente muertas y luego “resucitan”, en muchas ocasiones son sometidas a ciertas experiencias durante el tiempo que están muertas. Estas experiencias se denominan cercanas a la muerte (ECM). Durante las ECM, las personas viajan lejos de sus cuerpos y son capaces de verse a sí mismos o a todos los que les rodean.

Algunos reviven la totalidad o parte de sus vidas como si se trataran de meros espectadores, otros han informado tener la sensación de viajar por un túnel y ver al final una especie ser de luz. Pero en la mayoría de casos han afirmado experimentar un sentimiento de gran amor y paz en sus experiencias, es por este motivo que muchas personas no quieren volver a la Tierra. Sin embargo, cuando lo hacen, se sienten transformadas e incluso llegan a ser muchos más solidarias con los demás.

Normalmente, las ECM son descritas con grandes detalles visuales, sin embargo, las experiencias cercanas a la muerte de los invidentes también se relatan en términos visuales, a menudo con las mismas descripciones que las personas que no tienen problemas visuales. Pero lo más asombroso es que más del 80% de las personas ciegashan llegado a “ver” durante su experiencia, incluso si eran ciegas de nacimiento.

La experiencia de Vicki Umipeg

Vicki Umipeg, una mujer ciega de cuarenta y cinco años de edad, fue una de las más de treinta personas que el Dr. Kenneth Ring y la Dra. Sharon Cooper investigaron durante dos años. Vicki nació ciega, su nervio óptico había quedado completamente inutilizado al nacer debido a un exceso de oxígeno que recibió en la incubadora. Sin embargo, Vicki fue capaz de “ver” durante su ECM.

Vicki se vio flotando por encima de su cuerpo en la sala de emergencias de un hospital después de un grave accidente de tráfico. Ella era consciente de que estaba cerca del techo mirando al doctor y a una enfermera desde su posición elevada. Vicki tiene un claro recuerdo de cómo llegó a la conclusión de que se trataba de su propio cuerpo por debajo de ella. Además, Vicki fue capaz de ver ciertos detalles que indicaban que el cuerpo que estaba observando era ciertamente el suyo.

“Yo llevaba un anillo liso de oro en el dedo anular derecho y el anillo de boda justo al lado”, describió Vicki.“Pero definitivamente vi mi anillo de bodas… A partir de ese momento me di cuenta de que estaba teniendo una experiencia inusual. Vi que tenía un vestido de flores de color naranja precioso.”

Vicki dijo que después de su experiencia fuera del cuerpo, la cual fue muy rápida y fugaz, comenzó a subir hasta alcanzar el techo del edificio en sí, tiempo durante el cual tuvo una breve vista panorámica de todo lo que la rodeaba. Durante esta “ascensión”, Vicki se sentía muy eufórica y disfrutó enormemente de la libertad de movimiento que estaba experimentando. También comenzó a escuchar una música sublimemente hermosa y exquisitamente armoniosa muy similar al sonido de campanas de viento.

Después de esto, Vicki vio con sus propios ojos como se encontraba en un lugar lleno de árboles, flores y un gran número de personas. Entonces se dio cuenta de la presencia de determinadas personas que conocía en su vida, como Debby y Diane, compañeras en la escuela para ciegos que habían muerto años antes. En vida, Vicki nunca las pudo ver pero en este “nuevo mundo” ellas eran brillantes, hermosas, sanas y llenas de vida. Además de la presencia de sus amigas invidentes, Vicki también describió a la perfección a su abuela, que había muerto apenas dos años antes del accidente. Lo último que recuerdó, fueron las palabras: “Tienes que irte ahora”. Luego Vicki experimentó “un golpe seco” como si se tratara de una montaña rusa yendo hacia atrás, para regresar de nuevo a su cuerpo.

Más allá de la ciencia

Según el Dr. Kenneth Ring y la Dra. Sharon Cooper, la experiencia de Vicki demostraba que las ECM en invidentes son la regla y no la excepción. Como hemos comentado anteriormente, un 80% de personas ciegas que afirmaron experimentar las ECM mostraron alguna percepción visual. Aunque Vicki ha sido un caso inusual con respecto al grado de detalle, no es el único registrado.

Durante más de dos años durante la década de 1990, el Dr. Ring y la Dra. Cooper entrevistaron yestudiaron a treinta y una personas legalmente ciegas desde su nacimiento, que tuvieron experiencias cercanas a la muerte y/o experiencias extracorporales. De estas, veintiuna personas tuvieron una experiencia cercana a la muerte completa, mientras que los diez restantes tuvieron una experiencia fuera del cuerpo. Y quince personas afirmaron haber tenido visiones, mientras que nueve de los diez casos de experiencias extracorporales afirmaron haber visto.

Lo más sorprendente de todo fue que todas coincidieron en la misma experiencia, dejando su cuerpo y viajando a través de un túnel o pasillo de luz, acompañados por seres de luz, generalmente referidos como ángeles, para viajar a través del túnel. Una vez atravesado el túnel o pasillo, la persona era recibida por personas que conocían en vida, pero que ya habían fallecido. Y esta es la parte más extraña, con algunas variaciones, las visiones eran parecidas, sin importar dónde vivía, qué idioma hablaban, o qué religión practicaban.

Según los mas escépticos, este tipo de experiencias son simples sueños o alucinaciones debido a los efectos secundarios de los medicamentos, por enfermedades o lesiones en la cabeza, la falta de oxígeno, o simplemente un producto de la desintegración repentina de sinapsis en el momento de la muerte. Y aunque estas son hipótesis más que razonables, hay unos aspectos de las ECM en invidentes que desafía cada una de esas explicaciones.

Las experiencias cercanas a la muerte en ciegos son significativas porque si las personas que han nacido ciegas o se hayan quedado ciegas a una edad muy temprana pueden “ver” en un estado cercano a la muerte, entonces podría muy bien implicar que existe algún tipo de estado trascendental del espírituen el momento de la muerte y no importa cuál sea el problema físico en la Tierra.

Anuncios

Leyendas y curiosidades de Alcalá de Guadaíra

El Águila del Castillo

Es una de las creencias más extendidas en la ciudad, y narra que la Virgen del Águila, la patrona, fue hallada por la intermediación de un águila. De haber sucedido, el episodio pudo haber sido más o menos así: Los cristianos, que se habían hecho recientemente con el control del Castillo, arrebatándoselo a los moros en la Reconquista, pasaban los días recorriendo sus nuevos dominios en el cerro del Castillo y haciéndose idea de sus posibilidades para su nueva vida.

Ermita del Nuestra Señora del Águila

Desde su llegada habían observado que cada día un águila sobrevolaba las murallas e iba a posarse en un mismo lugar. Extrañados por la presencia y aún más por la conducta del ave optaron por ir al lugar elegido como posadero del águila. En este lugar, tras una breve búsqueda, encontraron enterrada una imagen de la Virgen que habría sido ocultada por los cristianos a la llegada de los invasores musulmanes. Esta Águila además de rescatar a la Virgen de su escondite, dio nombre a la advocación.

Peces mutados en las galerías subterráneas

Por todo el subsuelo de Alcalá se extienden las antiguas galerías romanas realizadas para abastecer de agua a la ciudad y a Sevilla, donde en su tramo final se convertían en los Caños de Carmona. La red de galerías está siempre llena de un agua cristalina recogida de diversos manantiales que tienen su origen en la roca albariza.

Hay quien dice que en esa red de galerías habitan o habitaban extraños peces que se habrían adaptado a las singulares condiciones de vida en las galerías. Peces mutados de un color blanco y con los ojos atrofiados. Existe un testimonio recogido por Francisco García Rivero, en el que una persona afirma haberlos pescado y comido. Esa persona incluso alaba su carne por tierna y blanca.

La Sima del Castillo

En el Castillo hay una construcción cargada de incógnita y que a pesar de varias investigaciones permanece intacta en su misterio. Se trata de la gran sima que se encuentra en el patio al que da nombre. Es una gran construcción excavada en la roca de albero en la parte más baja del Patio. Las interpretaciones son varias. La más ortodoxa dice que es un depósito de agua para abastecimiento del Castillo y para acceder a algún cauce subterráneo de agua. Pero hay otras valoraciones que encuentran demasiada entidad en la construcción para que se trate de ello. El caso es que actualmente se encuentra llena de escombros y basura.

Castillo de Alcalá de Guadaíra

En varias ocasiones se ha intentado llegar a su fondo. Varios obreros trabajaron en ella, pero tras profundizar mucho en ella no alcanzaron su fondo. A la espera de que se desentrañe el misterio las valoraciones son muchas. Hay quien habla de que es el inicio de una red de túneles que llevaba hasta el exterior del Castillo, permitiendo a sus moradores huir en caso de acoso o bien a los más valientes conseguir agua u otros elementos para seguir resistiendo a quienes asediaran la fortaleza. E incluso yendo más allá, se habla de que en su fondo está un gran tesoro escondido por un rey moro.

La princesa Aira

Se dice que en el Castillo vivió una princesa mora llamada Aira de cuyo nombre tomó la ciudad su apellido de Guadaíra. Y se dice también que su espíritu aquejado de mal de amores recorre de noche los patios del Castillo haciendo oír su voz entre las viejas piedras de la fortaleza.

Un fantasma que arroja piedras

La obra de reciente publicación “Crónicas y memorias de Alcalá de Guadaíra”, recoge un curioso pasaje sobre un presunto fantasma en la ciudad, que desde luego resulta cuando menos desasosegante. La historia que relata García Rivero arranca al principio de los años 40 del pasado siglo. Los habitantes de una casa de vecinos de la calle Coracha se sobresaltaron un día con las pedradas, de un tamaño considerable, que cayeron al patio del inmueble.

En principio sólo fue un susto pero cuando siguieron reiterándose durante varios días, la alarma se hizo considerable. Preguntaron a los vecinos de los alrededores y vigilaron durante un tiempo, pero no vieron a nadie. Mientras, las pedradas seguían cayendo y comenzó a tomar forma la idea de que su presunto autor fuera un fantasma. El pueblo se revolucionó y las visitas de curiosos a la calle eran constantes. La alarma creada fue tal que el alcalde acudió al lugar con el sargento de la Guardia Civil y el cabo de los municipales. La respuesta del “fantasma” fue arrojarles una pedrada. Se peinaron los alrededores y se vigiló la zona durante algunos días, pero sin ningún resultado. Un día las pedradas se perdieron y la historia fue cayendo en el olvido, sin que se hubiera conocido el origen.

Pero resulta que Francisco García Rivero, quien vivió de niño los hechos, visitó hace poco la calle y comprobó que la casa estaba cerrada. Pero al verle en la puerta, una vecina que llevaba pocos años en Alcalá le preguntó si conocía a quien vivía en ella, porque desde su patio habían arrojado limones en varias ocasiones a la casa contigua en la que ella vivía y en una ocasión incluso habían golpeado a una niña que jugaba en la calle. García Rivero siguió con la investigación y dio con la persona que vivía en la casa. También él había sido objeto de un ataque a limonazos, cuyo origen no pudo determinar, pero que fueron anticipados por los ladridos de su perro.

La ciudad perdida de Gandul

En Gandul está el origen histórico de Alcalá, pero también el que podría considerarse mitológico. Bajo tierra, en una enorme extensión de suelo ahora dedicado al cultivo o reservado en la elevación del Palmar de Gandul, se reparten multitud de restos que van desde el Bronce hasta el final de la dominación romana. Se han descubierto tumbas y elementos muy interesantes como el tesoro de Benacarrón, de influencia orientalizante.

Gandul

Pero lo más interesante está por descubrir en la Mesa de Gandul. Es una elevación del terreno en la que existió un asentamiento prehistórico de cabañas que luego fue evolucionando hasta época romana. Pero se desconoce con certeza la importancia de este asentamiento romano. A falta de excavaciones se habla de la existencia de huellas de un anfiteatro y de poderosas murallas, que serían sinónimos de una ciudad de extraordinaria importancia. Hay quien habla de que podría tener una relevancia similar a la de Itálica.

Los presos del Castillo

El Castillo es un conjunto constructivo que ha tenido una vida apasionante. En sus siglos de uso ha servido de fortaleza, vivienda, vigía o prisión. Este último caso ha deparado algún episodio de singular crueldad. El aljibe fue la prisión de Diego García de Padilla. Durante meses vivió en el depósito de agua temiendo ahogarse cuando el agua de lluvia lo llenaba. En uno de los depósitos subterráneos de trigo del patio de los Silos estuvo encerrado el obispo Juan de Cardellac por su oposición al rey Pedro I; allí estuvo durante años y fue liberado cuando ya estaba al borde de la muerte y completamente loco. En las paredes de su prisión permanecen las huellas dejadas por el preso con marcas de los días y semanas que allí pasó.

Leyenda de la Princesa Alguadaira

Cuenta la leyenda, que en la torre más fuerte del Castillo de Qalat Chábir vivía la princesa ALGUADAIRA, joven musulmana hija del alcalde del Castillo. El padre de ésta, la había prometido en matrimonio al musulmán ABUL-SULEIMAN. Sin embargo, la princesa se enamoró de un cautivo cristiano preso por las tropas musulmanas, Garcí-Meléndez. Todos los días la joven princesa acudía a escondidas hasta la mazmorra donde estaba prisionero para ver al joven amante castellano. Un día decidió liberarlo y escapar con su amado por la Puerta de Sevilla o de la traición (pues traicionó a su padre, el cual la había prometido en matrimonio a Abul-Suleiman).

Cruzando el río en barca, y en la otra orilla se encontraron con Abul-Suleiman, que apuñaló de muerte a la princesa. La sangre de la joven se mezcla con el agua del río, pasando a formar parte de él. Desde entonces el río toma el nombre de la princesa.

El Guardián del Castillo

Yacub y su familia vivían en al-Qalat, debido a la frágil salud de su madre. Su padre, el califa, se ausentaba durante meses debido a las numerosas expediciones y batallas, a su regreso siempre traía a sus hijos algún presente. En esta ocasión Yacub fue obsequiado con un huevo, que según la leyenda otorgaba la fortaleza, agilidad y fiereza de los dragones.

Siguiendo el consejo de una esclava normanda encargada de la lavandería del castillo, Yacub encontró el lugar más adecuado para incubar su huevo en las galerías de la mina, a las cuales se accedía a través del sótano del castillo.

Castillo de Alcalá de Guadaíra

Al amanecer de una noche de luna nueva, Yacub bajó a la galería de la mina y descubrió que el huevo ya estaba roto. El niño fue alimentando al dragón hasta que se convirtió en una gigantesca criatura que deambulaba por la infinita red de galerías de la mina. Un buen día Yacub le mostró un anillo de rojo rubí al dragón, éste quedó hipnotizado por la gema y súbitamente seis círculos de rojo brillante brotaron el su lomo. Al ver esto Yacub se dedicó a bajarle todas las piedras preciosas que pudo encontrar, y así el dragón fue adquiriendo todos los colores de estas piedras preciosas.

Una noche, Yacub bajó a ver al dragón y se dio cuenta de que había escapado por una de las numerosas bocas al exterior; Yacub salió a buscarlo, lo encontró sin muchos problemas, cuando lo vio lo subió sobre su lomo, desplegó las alas y empezó a volar; fue un momento tan emocionante que los dos decidieron repetirlo todas las noches.

La llegada del otoño trajo malas nuevas. La sultana se encontraba plenamente restablecida y había decidido regresar a la capital. Iniciaron el viaje de noche para evitar sorpresas, pero el plan no salió del todo bien, ya que un centenar de guerreros almorávides, que vivían en las sierras del pillaje y la revuelta, rodeó agresivamente la comitiva; ya estaban dispuestos a atacar cuando, de pronto, un chorro de llamas surgió desde el cielo para envolver las figuras de los guerreros en un manto de llamas. En menos de cinco minutos no quedaba ni un atacante en pie.

El castillo necesitaba alguien que lo defendiera y nadie mejor que el dragón, así las gentes de al-Qalat se sentían protegidas con su presencia. Aunque, después de aquel día nadie ha visto jamás al dragón, por eso hay quien cree que se trata sólo de una leyenda almohade. Pero también ha existido gente especial, convencida de que en las profundidades de la mina del agua habitaba un ser mitológico con la piel cubierta por gemas preciosas esperando infatigable la vuelta de un niño mientras cuidaba, protegía y guardaba el gran castillo de al Qalat Wadi Xira.

Fuente: http://www.turismoalcaladeguadaira.es/es/conoce-alcala/sabias-que/leyendas-y-curiosidades

Cementerio de San Miguel (Málaga)

Cementerio_San_Miguel  El Cementerio de San Miguel de Málaga es considerado uno de los principales cementerios monumentales de Andalucía y de España. Este Cementerio, bendecido en 1810, es una de las pocas necrópolis del siglo XVIII que han llegado hasta nuestros días prácticamente íntegras. El Cementerio alberga magníficos panteones en los cuáles reposan los personajes más ilustres de la burguesía malagueña del siglo XIX que jugaron un papel esencial en el desarrollo de la ciudad. En está necrópolis también reposan los restos de personajes célebres como Salvador Rueda (periodista y poeta), José Moreno Carbonero (pintor), Eduardo Strachan Viana- Cárdenas (reconocido arquitecto), entre otros.

En la ermita del Cementerio de San Miguel hay un cuadro que representa a las “Ánimas Negras”. Según la leyenda, las ánimas benditas que todavía están en el Purgatorio tienen la capacidad de interceder en favor de las súplicas de los fieles que acuden a la ermita. Con sus ofrendas, los fieles reviven las ánimas, las cuales pueden ascender a los cielos y, por ello, luego interceden por esas personas (se puede decir que “como forma de agradecimiento”).

Este Cementerio monumental y romántico, de gran belleza y riqueza arquitectónica, y escultural no escapa de lo tenebroso…

Uno de los fenómenos más misteriosos que ocurre en el cementerio de San Miguel está relacionado con la escritora norteamericana James Bowles, cuyos restos descansan en este cementerio desde 1973. Desde entonces, son varios los que afirman haber visto a una mujer que acude a rezar a su tumba. Esta mujer, de aspecto extravagante, siempre acudía a visitar la tumba de Bowles en los aniversarios de su muerte y fuera del horario de apertura del Cementerio. Esta misteriosa dama se situaba ante la tumba de la escritora con una actitud contemplativa.  Esta actitud, así como lo misterioso que rodean las visitas, despertó la curiosidad de los vigilantes del cementerio. Pero siempre que intentaban acercarse a la mujer, ésta desaparecía sin más. Una tarde, uno de estos vigilantes puedo acercarse a ella, descubriendo que el rostro de aquella mujer era el mismo que el de la escritora, rostro que todos conocían por la imagen que de ésta hay en su lápida.

Los fantasmas del cementerio de San José (Cádiz)

1 (1)  A veces los seres fallecidos, los difuntos, tratan de comunicarse con los vivos, hasta pueden llegar a materializarse… Uno de los lugares preferidos en Cádiz para dichas actuaciones más allá de lo  trascendente es el cementerio de San José, casi desmantelado y con un futuro con vistas a otro tipo de actividad menos luctuosa.

En el cementerio de San José se dio el último lugar de descanso a aquellos infortunados que cayeron en la trágica explosión del 1947. En las crónicas de aquellos tristes días se narra el reconocimiento de los cadáveres de las víctimas de la explosión, penosa identificación, donde las autoridades no dejaban de fumar puros para intentar enmascarar el hedor producido por los cuerpos quemados y en estado de descomposición.

Allí había muchas víctimas descansando, se tuvo que ampliar para quedarse nuevamente pequeño, y así sucesivamente hasta el año 1992 que se prohibió nuevos enterramientos al estar agotado el cupo máximo que admitía.

Haciendo un poco de Historia con respecto a la construcción del cementerio nos encontramos que se construye en 1800 fuera de las murallas de Cádiz y con arreglo a la ordenanza de la Junta de Fortificaciones respetando las 1500 varas de distancia. En esta época los enterramientos podían realizarse en suelo adyacente a iglesias u hospitales, pero una Cédula Real de Carlos III firmada en 1787, prohibía este tipo de enterramientos en iglesias o en cualquier otro emplazamiento que estuviera en suelo urbano.

Sería Don Torcuato José Benjumea desarrolló el proyecto, un proyecto que debió adelantarse por un brote de fiebre amarilla en agosto de 1800 y que hizo adelantar la inauguración del nuevo camposanto de la ciudad de Cádiz.

En tiempos más recientes que el lejano siglo XIX, en 1997, la empresa CEMBASA toma la gestión y traslado de los restos mortales y el compromiso de construir una inmensa pirámide conmemorativa en memoria de todos los gaditanos que fueron enterrados en el cementerio de San José.

En la cripta del cementerio de San José se albergaron a más de cuatro mil cajas con restos procedentes de las exhumaciones, un lugar con forma de pirámide coronada por un gran ángel y las lápidas con los los nombres de todos los inhumados, ordenadas por día mes y año,  un total de 1.656 piezas, de las cuales 504 están sobre granito negro en el exterior, y 1.152 en mármol blanco para el interior. Hacen un total de 6.134 columnas con 285.141 nombres; aquellos que encontraron el descanso eterno…

Tras hacer un poco de Historia sería conveniente recordar los fenómenos paranormales que allí se producen, así los vigilantes de la noche son los que mejores historias y relatos personales atesoran.

Uno de ellos es Alfonso Cozar, que trabajó en esas mismas funciones durante muchos años en el cementerio. Recuerda Alfonso que “una tarde, mientras realizaba una de sus rondas por el cementerio, vi en el pasillo central un  joven de aproximadamente unos dieciocho años. Hacía poco que se habían cerrado las puertas y creí que aquel chico se había quedado encerrado”, le gritó: “Oye, chico, el cementerio está ya cerrado, tienes que salir” y la sorpresa llegó cuando “el chico no hizo amago de obedecer la orden sino todo lo contrario. Con un movimiento de la mano me ‘ven’ y comenzó a andar, yo le dije ‘Niño, que te tienes que ir’ que no puedes estar aquí” mientras caminaba hacia el joven… Pronto se daría cuenta Alfonso Cozar que aquel chico no era de este mundo…

La descripción era arraigada de otros tiempos: iba vestido con una camiseta marinera y unos pantalones vaquero. Hubo un instante en el que dejó de verlo y el vigilante gritó: “Niño, ¿dónde te has metido? Que te tienes que ir de aquí, que ya está cerrado” mientras lo seguía buscando por las instalaciones hasta llegar a la zona de los osarios.

Entonces sucedió lo imposible… Vio algo que le heló la sangre… Su corazón se precipitó, los nervios afloraron, un sudor frío comenzó a caer por su espalda… Justo frente a él había una lápida y enmarcada en la misma la foto de un joven de unos dieciocho años que vestía una camiseta de marinero y se parecía al mismo joven que desde el pasillo central del cementerio de San José le indicaba con la mano ‘Ven’, aquel joven llevaba muerto exactamente 50 años…

En otra ocasión se han escuchado en aquellos mismos pasillos las voces infantiles de niños que gritan y te llaman, tal vez de los fallecidos en la “Casa Cuna”. Voces que gritan  ‘primo…Tito’, lo curiosos es que Tito era el sobrenombre con el que lo conocían sus familiares. ‘Tito…primo…Tito…’Allí, en aquel mismo camposanto descansaban los restos mortales del primo de Alfonso Cozar muerto en 1987…

También se han visto misteriosas esferas de luz, orbes de comportamiento inteligente que “vuelan” por sus pasillos y viejos nichos… ¿Qué son? Algunos creen que le alma de los difuntos…

El cementerio de San José siempre dejará muestras de actividad paranormal, ayer, mañana y siempre, sólo tenemos que agudizar los sentidos ,allá lo que allá en su lugar y, tal vez, lo insólito se manifieste ante nosotros como un vestigio del pasado cruel que les arrebató la vida.

Fenómenos paranormales en El CORTIJO DE LOS ASOMBROS (Córdoba)

Copia de cortijo de los asombros priego de cordoba  Situado en la región Subbética, Priego de Córdoba es uno de los pueblos incluidos en las leyendas del llamado “Círculo Mágico” de Andalucía. El famoso “Cortijo de los Asombros”, derruido en el año 2010, ha sido localizado por algunos investigadores de fenómenos paranormales en el llamado “el triángulo de la muerte”. Sus vértices estarían situados en la zona de Iznájar, Valdepeñas de Jaén y Alcaudete.

Desde el mismo momento de su construcción, ya fue considerado un lugar maldito. Según recuerdan los habitantes de la región, sus dueños se ahorcaron en un árbol de aspecto fantasmagórico que existía en las inmediaciones de la finca. A partir de esas fechas se han venido produciendo una serie de acontecimientos extraños, que han llamado la atención de todos aquellos que se han relacionado con él.

Construido hacia el año 1900, las primeras manifestaciones constatadas empezaron a registrarse al final de la Guerra Civil española (1939). Durante la contienda, parece ser que sirvió de refugio. No obstante, con anterioridad ya se relataban sucesos extraños en sus alrededores. El nombre se lo dieron los habitantes de la región, haciendo alusión a las numerosas historias de “aparecidos” (“asombros” en el lenguaje popular) que tenía lugar en ese sitio.

Se hablaba de la presencia de un duende semejante a los conocidos como “martinicos”, frecuentes en la mitología castellana y andaluza. Ataviados con hábito franciscano, perturban la mente de los humanos haciendo que las cosas cambien de sitio, encendiendo y apagando candiles o anunciando falsas desgracias que desesperan hasta la muerte a quienes las escuchan. También se describieron fantasmas infantiles de niñas jugando y se han podido recoger algunas psicofonías.

Desde muy antiguo, los ahorcamientos en los árboles próximos a su entorno fue notable. Considerado un lugar que atraía especialmente a los suicidas, siempre llamó la atención  por las frecuentes nieblas y la ausencia de pájaros en sus alrededores. La explicación racional que se daba a esa anomalía estaba  fundamentada en las inquietas fuerzas telúricas (aguas subterráneas) que existen en las proximidades del cortijo. Sin embargo, y a pesar de ir preparados para asumir ese tipo de fenómenos naturales, los últimos propietarios renunciaron a su adquisición, ya que llegaron a experimentar en varias ocasionespostergheists como los relacionados con las casas encantadas: cortinas que se mueven sin aire que las impulse, puertas que se abren y cierran solas o  cuadros que se caen sin causa aparente.

En sus alrededores, voces extrañas en días sin viento, figuras translúcidas de vecinos fallecidos, proyecciones en las sombras de las paredes de luces circulares, con intensidad inaudita y movimientos insistentes. Los campesinos evitan pasar por aquellos parajes, ya que lo han considerado siempre un lugar  habitado por las almas torturadas de los que allí fallecieron.

Dentro del cortijo, son muchos los testigos que han afirmado haber escuchado ruidos de gentes, llantos de niños, voces llamando a sus familiares, teniendo la certeza de que nadie había en su interior. La temperatura, dentro de la casa era de 3.5º, según algunas investigaciones parapsicológicas. Se afirma que durante la grabación de algunas psicofonías, los grados del termómetro llegaron a  bajar hasta 5º, apenas en unos segundos.

Misterios de la Santa Compaña

Skog La Santa Compaña es una procesión compuesta por dos hileras de ocho espectros, encabezada la Estadea, el espectro mayor, que llevan en sus manos un hueso con el extremo encendido, a manera de vela. Un vivo, portador de una cruz y un caldero de agua bendita, comandará la fúnebre peregrinación y guiará a estas ánimas por los caminos de la comunidad, siendo obligado a acompañar a la comitiva hasta que se produzca la muerte u otro vivo caiga en el error y divise a la Santa Compaña, momento en el cual pasará a ocupar el lugar del vivo, que verá debilitada su salud a medida que vaya pasando los días a la cabeza de la procesión. Su misión es anunciar una defunción en las casas en que una persona morirá en los próximos días o recordar a los todavía vivos algún error vital.

Las ánimas vagantes visten sudarios blancos y caminan descalzas, y puede sentirse su presencia por la llegada de un frío viento y el olor a vela que inunda las calles. Los animales entonces huirán y aullarán ante su presencia, lo que en ocasiones es respondido mediante el tintineo de una campanilla por parte de la Compaña.

Si caminas por estas tierras, y especialmente cuando te encuentres en un cruce de caminos o ante un cruceiro, y escuchas el tintineo o el silencio absoluto -depende de los relatos- y el olor a vela se apodera de tus sentidos, procura no mirar alrededor, ya que, según la leyenda, cuando eres testigo del paso de la Santa Compaña, ésta te entrega un cirio blanco y arrastra tu alma al mundo de los muertos o bien te convierte en el nuevo comandante de la peregrinación. Quizá ya has sido o eres el acompañante de la Comitiva, ya que normalmente, quien porta la cruz y aun está en el mundo de los vivos, no lo logra recordar. Si no quieres formar parte de la Santa Compaña, los relatos dicen que el círculo es una buena protección, y su poder aumenta con el Sello de Salomón -la estrella de seis puntas-.

Javier Alonso Rebollo comenta que “en sí mismo este mito reúne las características clásicas de los populares fantasmas, a pesar de verse influido por otros aspectos del folklore gallego”, como es la vida después de la muerte, herencia de los pueblos neolíticos y las culturas heréticas asentadas previamente.

Fernando Magdalena, del Centro de Investigaciones Psicobiofísicas de Vigo, confesaba que el número de casos de aparición de la Santa Compaña ha disminuido de manera notable en los últimos tiempos, lo que para los investigadores es debido al aumento de la iluminación en las aldeas, que permite una mejor distinción de las realidades, apuntando que estas visiones podían deberse a confusiones con contrabandistas o bandidos que deambulasen a altas horas de la noche. Para otros, la disminución de casos se debe a un aumento del rezo a los difuntos.

Elisardo Becoña Iglesias, en su obra La Santa Compaña, El Urco y Los Muertos explica que “según la tradición, tan sólo ciertos “dotados” poseen la facultad de verla: los niños a los que el sacerdote, por error, bautiza usando el óleo de los difuntos, poseerán, ya de adultos, la facultad de ver la aparición. Otros, no menos creyentes en la leyenda, habrán de conformarse con sentirla, intuirla, etc.”

Fenómenos paranormales en La Finca del Magistral.

3 La-casa-del-Mayoral-en-Villanueva-del-Ariscal    En el Aljarafe sevillano se encuentra Villanueva del Ariscal, una coqueta localidad sevillana ubicada a unos 15 kilómetros de la capital hispalense, en ella se levanta una antigua casona que se encuentra en un lugar antaño apartado,la cual guarda  una historia del misterio que cabalga entre la realidad y la ficción, entre la leyenda y la verdad…una supuesta muerte violenta y numerosos fenómenos que durante décadas han tenido aterrados a los miembros de la familia Monedero.

Ruidos, presencias, estruendos y supuestas entidades paranormales se dan cita en una casa marcada: La Hacienda el magistral. Esta hacienda ha sido investigada otras veces,por  intachables investigadores como : J.M.G.Bautista, el catedrático de Filología Inglesa José Luis Hermida y el periodista Pepe Ortiz.

En Cuarto Milenio, miembros de la familia relataron los misterios y fenómenos de un caso marcado por un asesinato ocurrido a comienzos del siglo XX.

La Casa del Magistral o la Casa de Santa Justa, llamada así en honor de la matriarca propietaria de la casa, es un lugar tenebroso, de dos plantas, donde parece que se ha detenido el tiempo. En su interior dicen los testigos que se producen todo tipo de hechos insólitos que abarcan desde el movimiento de objetos hasta la audición de conversaciones provocadas por nadie…

Esta singular hacienda se comienza a construir en 1906, en la actualidad tiene afamado renombre de “casa encantada” en incluso las madres “amenazan” a los niños con encerrarlos en la “casa del fantasma” refiriéndose a ella, sin dudas por los acontecimientos que se cuentan que suceden en su interior.

Tiene una singular historia: Tras su construcción, pasa a ser la residencia del canónigo Magistral de la Catedral de Sevilla, D. José Roca y Ponsa. Vivía en ella acompañado por su ama de llaves Dolores Sánchez, con quién se decía que mantenía una relación más cercana de lo normal.
Dolores Sánchez era una persona discreta que no se dejaba ver en exceso por el pueblo, pero un día desapareció y su ausencia llamó la atención de aquello que solían tener algún contacto con ella.

La leyenda cuenta que una de las posibilidades barajadas era que el canónigo la matara víctima de los celos o que la emparedara en la bodega de la casa ubicada en el sótano, un sótano que hoy día está totalmente cegado. ¿Supuesto crimen y emparedamiento o simple leyenda? Antaño retirada del núcleo poblacional la hacía el lugar idóneo para mantener un secreto… Pero los “secretos” a veces afloran espontáneamente reclamando la verdad.

Sus posteriores propietarios han tenido la oportunidad de vivir hechos insólitos y sorprendentes, así la familia que tomó la posesión de la casa se encontró con extraños sucesos… Extraña fenomenología como ruidos, murmullos, conversaciones…
Uno de los testigos es Joaquín Hinojosa que hacía la década de los 70 se encontraba hablando con una amiga en la parte exterior de la casa cuando se escuchó un ruido atronador, comentaba reviviendo aquella experiencia: “escuchamos un golpe que atronaba la casa como si se fuera a caer abajo, la casa temblaba como si la estuvieran golpeando con una bola de acero. Recogimos todos y nos fuimos. Aquello no era un golpe provocado por una persona”.

Pablo, otro testigo, nieto de los propietarios, narraba como su padre subió un día a la planta superior alarmado por el incesante trasiego de como arrastrar muebles… Era un sonido inequívoco, pero al llegar no pasaba nada fuera de lo normal, todo estaba en su sitio…, su padre subió a la planta de arriba creyendo que había ladrones.

La madre de Jaime Hinojosa escuchó una noche, claramente, mientras bajaba a beber agua una conversación entre dos personas, el contenido no puedo entenderlo pero no había lugar a las dudas, pero al bajar allí no había nadie.

Jaime Hinojosa durmió allí, en la Casa Santa Justa, y tuvo una experiencia: “fui la última persona que durmió solo en aquella casa, no lo he vuelto a hacer, aquella noche intentaba conciliar el sueño y noté una presencia en la habitación, era el sonido de una respiración que no me dejaba dormir, al punto que me tuve que levantar de la cama y mirar en armario y hueco de la escalera incluso fuera de la casa”.

José Antonio Castillo, hijo del encargado de la finca, creció en la casa y ha sido testigo de movimiento de objetos en la planta superior:

“Yo subí con mi padre arriba y había veces que la butaca la veía moviéndose, allí no había nadie, todo estaba cerrado, puertas y ventanas, algunas veces la tocada y dejaba quieta y empezaba otra vez la mecedora a moverse”.

José Rafael Abascal, investigador quiso investigar en los sótanos para ver si se podía localizar la estancia donde, presuntamente, se encerró o emparedó a Dolores, se han encontrado oquedades pero nada concluyente con respecto a esa leyenda ¿o realidad?

Es curioso por qué los lugareños aún recuerdan como al pasar por la puerta de la casa se santiguaban, unos dicen que para protegerse de lo que allí moraba, otros que en respeto por ser la casa del Magistral de la Catedral de Sevilla. Pero lo cierto, como ya se ha referido, es que se solía decir a los niños traviesos: “te voy a encerrar en la casa del magistral” y que es una casa tenida por encantada.

Grupos de jóvenes que han ido a la casa y han salido corriendo, despavoridos por el miedo o por la sugestión… Unas chicas vieron un piano tocando solo y candelabros que daban fogonazos de luz, igualmente fueron testigos de la visión de una mujer vestida de luto y un campesino que se dirigían a ellas diciéndoles que se fueran de allí.

Las chicas tuvieron que someterse a tratamiento psicológico por el impacto emocional que sufrieron al ver aquellas dos figuras casi espectrales. Los fenómenos no son inhabituales e incluso modernas investigaciones ha podido obtener psicofonías en las que se dicen los nombres de “Justa” y “Miguel”, se han grabado el tic-tac de un reloj inexistente y el sonido de “movimiento de muebles”…

Los escasos enseres que aún perviven en aquel tétrico lugar. Los investigadores José Ortiz y José Luis Hermida pudieron grabar una psicofonía que identifican con el nombre de Miguel.

15 sicofonia  Según sus propias investigaciones la finca tuvo un antiguo encargado llamado Miguel Nevado, del que Ortiz guarda una liquidación de un trabajo por valor de 224 pesetas de 1952.

Hoy día la casa sigue teniendo el sello de “encantada”, de lugar con fantasmas, una casa amueblada vagamente pero en estado de semi abandono donde parece que hoy habita el Misterio.

Fuente: http://blogs.elcorreoweb.es/elcorreodelmisterio/2012/05/14/la-casa-encantada-de-villanueva-del-ariscal/

1 finca-Magistral_MDSVID20120527_0007_3